Japonés 100% Tradicional

En mi búsqueda desesperada de restaurantes japoneses auténticos, dí con uno en pleno barrio Lastarria que me encantó: Izakaya Yoko.

Había probado varios japoneses en Santiago, pero ninguno me convencía. No sé si será por la cantidad de palta (aguacate) que ponen a todo, pero el caso es que me resultaban "poco japoneses".

Tengo que reconocer que soy fan absoluta de la gastronomía nipona y, por tanto, cuánto más tradicionales sean, más me gustan. Estuve investigando en toda clase de blogs y webs y dí con un artículo en el que recomendaban varios japoneses tradicionales, entre los que se encontraban Izakaya Yoko. Fuimos a este al azar, pero ya iremos probando los otros que nos faltan.

Se encuentra en la calle Monjitas, pleno barrio Lastarria, por lo que optamos por ir primero a tomar una cerveza a The Clinic, una casona antigua decorada de forma muy original y perfecta para ir con los amigos a pasar un buen rato. Tiene un patio interior con setas de calor, perfectas para los días más fríos. Si todavía no lo conoces, te animo a que vayas y juzgues por tí mismo. ¡Sobran las palabras!

Tienen otro local que descubrí hace poco en Ñuñoa. Visita su página de Facebook aquí.

Volviendo al restaurante, me llamó la atención el parecido que tiene a una típica casa japonesa. Decoración muy simple, pocas mesas y materia prima de calidad. Probamos uno de sus platos más famosos, El Ramen. Es la primera vez que veía este plato en un restaurante de Santiago por lo que no dudé en pedirlo.

Se trata de una sopa de pollo con fideos, carne de cerdo, espinacas, dientes de dragón y huevo. ¡100% auténtico! A continuación tomamos los clásicos hosomakis de salmón, unos nigiris de unagui y salmón y unas gyozas, todo buenísimo. Algunos de sus comentarios son: "Cuando hablas de Izakaya Yoko, estás hablando no sólo de sushi, estás hablando de COMIDA JAPONESA (la mejor de Santiago)".

Puedes ver la carta completa aquí.

Tengo otros tres restaurantes japoneses 100% tradicionales en mi lista de "must-go". Muy pronto, en ...  

No hay comentarios:

Publicar un comentario