Un paseo por Lastarria

Santiago tiene muchas zonas de restaurantes y una de ellas es Lastarria.

El fin de semana pasado fui a conocer un restaurante que me habían recomendado, y antes hicimos una parada en un bar que nos llamó mucho la atención.

Paseando por la calle Merced, y antes de cenar, nos sentamos en la terraza de Mamboleta. Se trata de un bar perfecto para disfrutar un cóctel o copa de vino antes de cenar. Ambiente animado, decoración muy original y, sobre todo, una enorme variedad de cócteles, vinos y cervezas.  

El director del Museo de Arte Contemporáneo, Francisco Brugnol, dijo en una entrevista en la revista Paula: Yo abogo por los bares y en Lastarria no hay muchos. Este llegó hace poco y me encanta porque puedes carretear de pie y tomarte un trago conversando con otra gente”.

Es del mismo dueño de El Ciudadano, del que os hablaré muy pronto. Se encuentra en Merced, 337.

En el número 279 de la misma calle, se encuentra Les Assassins, un restaurante francés que me recomendaron y al que me moría por ir. Parece que, efectivamente, la bistromanía invade Santiago y es que ya son varios los restaurantes franceses que conozco y me encantan.

Se inauguró en 1965, inspirado en un famoso restaurante llamado Aux Assassin, situado en la Rue Jacob en Saint Germain des Près de París. Con esos datos, no podíamos dejar de conocerlo.

Habíamos reservado con antelación, lo que agradecimos al llegar ya que estaba totalmente lleno y súper animado.

Lo que me más me gustó fue su tamaño y decoración: su estética francesa, con manteles de cuadros, velas y objetos antiguos, y sus pequeñas dimensiones crean un ambiente íntimo y acogedor.

La carta no iba a ser menos. Para empezar, y dado que hacía frío, nos decantamos por su maravillosa sopa de cebolla, ¡espectacular!. De segundo tomamos entrecôte con salsa roquefort y el coq au vin, ¡todo buenísimo!.

Me sentí como en casa ya que el ambiente y la cocina hacen que sea todo totalmente casero. En cuanto al precio, unos $ 15.000 persona.


Si vas a ir a Lastarria te recomiendo, sin duda, conocer estos dos pequeños pero increíbles descubrimientos. ¡Te encantarán!

No hay comentarios:

Publicar un comentario